TELS: 442 688 9133 y 442 228 8879

Concentradores y tanques de oxígeno, lo que debes saber de ellos

La saturación de oxígeno es un elemento más a considerar en la evolución del COVID-19, por lo que es importante estar al tanto de ella y no perder contacto con el médico.

La saturación de oxígeno es un parámetro vital para definir el contenido en oxígeno de la sangre y el lanzamiento del mismo y para eso se utiliza un oxímetro de pulso.

Los valores normales de oxígeno en sangre rondan del 95 al 100 por ciento, con ello, los de saturación de oxígeno deben ser del 90 al 100.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) publicó en la Revista del Consumidor de febrero lo que debemos saber sobre el concentrador de oxígeno y el cilindro de oxígeno medicinal.

¿Cuándo se requiere un concentrador de oxígeno y un cilindro de oxígeno medicinal?

De acuerdo con los niveles de saturación de oxígeno y otros síntomas, un médico es quien debe indicar el uso de un cilindro de oxígeno medicinal o de un concentrador de oxígeno como una medida de suplementación externa del oxígeno en el contexto de una enfermedad como el COVID-19.

¿Hay alguna diferencia entre ellos?

Concentrador de oxígeno

El concentrador de oxígeno es un dispositivo eléctrico que separa el oxígeno del aire ambiental, lo concentra, almacena y toma el aire de la habitación y filtra el nitrógeno. Por lo que el suministro de aire nunca se agota a diferencia de lo que sí sucede con los tanques de oxigeno.

Además, los concentradores de oxígeno tienden a variar la administración de dosis de oxígeno según el diseño o función del dispositivo que se esté utilizando.

Cilindro de oxígeno medicinal

El cilindro de oxígeno medicinal es un contenedor de forma cilíndrica diseñado para contener oxígeno medicinal a altas presiones en forma de gas comprimido y debe rellenarse cada vez que su contenido se acaba.

Profeco recomienda una prueba hidrostática para determinar si el cilindro posee fugas, defectos o si está en perfectas condiciones para ser recargado y evitar adquirir tanques que no estén vigentes.

Además, para evitar ser víctima de un fraude, ante la escases de estos aparatos por la pandemia del COVID-19, la Profeco informa que para identificar un cilindro de oxígeno medicinal es necesario que tenga el color verde en el hombro (Pantone 575 C), así como por las etiquetas con la descripción de su contenido.

La Revista del Consumidor también lanza una recomendación donde asegura que “tanto el uso de un concentrador de oxígeno como el de un cilindro de oxígeno medicinal deben ser indicados por un médico” y que éstos no tienen que ser sustituidos con “inventos caseros que no funcionarán”.

Fuente: https://www.unotv.com/nacional/concentradores-y-tanques-de-oxigeno-lo-que-debes-saber-de-ellos-profeco/

Abrir chat
0
Tu Carrito
  • No products in the cart.